Entradas

Mostrando entradas de agosto, 2018

EN EL CAUCE DEL SUEÑO

Imagen
En el siguiente enlace encontrarán un texto que me publicó la revista Tierra Adentro, es una reseña del libro de mis queridos amigos Luis/Caballo y Jorge Esquinca.

https://www.tierraadentro.cultura.gob.mx/en-el-cauce-del-sueno/

MÚSICA DE FONDO

Imagen
MÚSICA DE FONDO
Alex DeLarge, en A Clockwork Orange    Envidio a quienes ponen música de fondo. A quienes leen novelas, poemas, ensayos o cuentos al tiempo que suena una sinfonía de Brahms, una canción de Tom Waits, una pieza de piano de Satie o un ruidoso rocanrol de Deep Purple. Yo no puedo, nunca he podido con esa forma del multitasking que a otros permite partir su cerebro en dos -¡o en más!- para atender simultáneamente a asuntos que, para mi, requieren un enfoque absoluto. Soy de mente volátil, lo sé, y por ello requiero concentración para leer sin perder el hilo. Pero además, la música me jala, me obliga como amante celosa a ponerle toda mi atención, a fijarme en ella y en nada más. Acaso sea una desviación producida por mi formación de músico: me obsesiona saber en qué compás está escrita la pieza que suena, cuáles son las modulaciones armónicas que se utilizan, cómo está construida su melodía, qué dice la letra cuando la hay, qué combinaciones de instrumentos utilizó el co…

PELOS Y SEÑALES, NUEVA TEMPORADA

Imagen
BREVE EXPLICACIÓN El 7 de mayo de 2007 apareció la primera columna Pelos y Señales en el diario Público de Guadalajara. El periódico cambió de nombre, se llamó Milenio Jalisco y la columna siguió ahí. 211 veces fue publicada antes de mudarse a El Informador, también de Guadalajara. Ahí estuvo 143 veces la última de las cuales fue fechada el 9 de junio de 2014. Nueva mudanza, ahora a las páginas de un medio peculiar: Máspormás, en cuyas páginas y sitio web se publicó 220 veces, hasta que el medio desapareció en enero de 2017. El nuevo medio que acogió la errante columna fue Okupo+, una plataforma de internet donde apareció 50 veces, a partir del 6 de marzo de 2017 y, si las cuentas no me fallan, hasta el 10 de abril de 2018. Por diversas causas decidí dejarla descansar un poco. Aunque era una buena disciplina y me obligaba a estar atento al “mundo exterior”, me llegué a sentir un tanto abrumado por tener que “dar mi opinión” cada semana respecto de asuntos diversos. Pero ello no signifi…